100 frases de fahrenheit 451
Frases,  Libros Recomendados

100 Frases de Fahrenheit 451

Una obra ambientada en un mundo futuro, donde los hogares son incombustibles, y el único trabajo de los bomberos es quemar libros. En esta entrada te traemos 100 frases de Fahrenheit 451 de Ray Bradbury.

En una especie de universo paralelo, las personas del mundo han dejado de leer por iniciativa propia. Esto es así, dado que la tecnología audiovisual ha llegado a todos los rincones de los hogares.

Un mundo donde las habitaciones con cuatro pantallas, una en cada pared, auriculares que susurran constantemente, y autos que viajan a altas velocidades, son la norma.

Las personas no tienen ya tiempo para leer, para pensar. Un mundo, donde quienes leen no consumen, por ello, hay que prohibir la lectura, prohibir que posean libros. Se trata pues, de mantenerlos constantemente ocupados, para que no piensen por su cuenta.

Una obra publicada en 1953, que nos muestra los riesgos para la civilización de contar con entretenimiento visual y auditivo 24/7. Sin más preámbulo, aquí te dejo nuestras 100 frases de Fahrenheit 451.

100 Frases de Fahrenheit 451
1. Porque no hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee, que no aprende, que no sabe.”

2. Respirar el mejor polen del mundo, el polvo de los libros, que desencadena alergias literarias.

3. El pueblo tiene siempre algún campeón, a quien enaltece por encima de todo… Ésta y no otra es la raíz de la que nace un tirano; al principio es un protector.”

4. Ve y vive tu vida, cambiándola mientras vives. Yo te seguiré.

5. No me causa usted ningún temor… al fin y al cabo, usted no es más que un hombre…

6. Dispongo de muchísimo tiempo para dedicarlos a mis absurdos pensamientos.

7. Apuesto a que sé algo más que usted desconoce. Por las mañanas, la hierba está cubierta de rocío.

8. El rostro de ella era como una isla cubierta de nieve sobre la que podía caer la lluvia sin causar ningún efecto; sobre la que podían pasar las movibles sombras de las nubes, sin causarle ningún efecto

9. Nos llevamos todo el veneno en esa maleta y, ahora, ya no puede afectarle. Como he dicho, se saca lo viejo, se pone lo nuevo y quedan mejor que nunca.

10. Sólo una hora, pero el mundo se había derrumbado y vuelto a constituirse con una forma nueva e incolora.

11. Todo el mundo utiliza las faldas de todo el mundo.

12. Sigo loca. La lluvia es agradable. Me encanta caminar bajo la lluvia.

13. Nadie conoce a nadie. Llegan unos desconocidos y te violan, llegan unos desconocidos y te desgarran el corazón. Llegan unos desconocidos y se llevan la sangre.

14. El psiquiatra quiere saber por qué salgo a pasear por el bosque, a observar a los pájaros y a coleccionar mariposas.

15. Nadie tiene ya tiempo para nadie.

16. Ése no quiere ni odia. Simplemente, funciona.

17. ¿Por qué será que tengo la sensación de conocerte desde hace muchos años?

18. Nos fatigan tanto que al terminar el día, sólo somos capaces de acostarnos.

19. Supongo que soy todo lo que dicen de mí, desde luego. No tengo ningún amigo. Esto debe demostrar que soy anormal.

100 frases de fahrenheit 451
20. Temo a los jóvenes de mi edad. Se matan mutuamente.

21. Él no piensa nada que no deseemos que piense.

22. Pero por encima de todo, me gusta observar a la gente. Sólo deseo saber qué son, qué desean y adónde van.

23. Cualquier hombre que crea que puede engañar al Gobierno y a nosotros está loco.

24. El tiempo se ha dormido a la luz del sol del atardecer.

25. La gente de esos libros nunca ha existido.

26. Usted lleva aquí encerrada años con una condenada torre de Babel.

27. No se dañaba a nadie, únicamente a objetos… Era tan sólo una operación de limpieza.

28. Y, de repente, le resultó tan extraña que no pudo creer que la conociese.

29. Tiene que haber algo en los libros, cosas que no podemos imaginar para hacer que una mujer permanezca en una casa que arde. Ahí tiene que haber algo. Uno no se sacrifica por nada.

30. Agua pasada no mueve molino.

31. Un absurdo hombre vacío junto a una absurda mujer vacía.

32. Y, por primera vez, me di cuenta de que había un hombre detrás de cada uno de ellos.

33. No necesitamos que nos dejen tranquilos. De cuando en cuando, precisamos estar seriamente preocupados.

34. Él percibió su presencia, la vio sin abrir los ojos.

35. ¿Cómo puedo dejarme tranquilo a mí mismo? 

36. En cierta época, los libros atraían a alguna gente, aquí, allí, por doquier. Podían permitirse ser diferentes. El mundo era ancho.

37. Los clásicos reducidos a una emisión radiofónica de quince minutos. Después, vueltos a reducir para llenar una lectura de dos minutos. Por fin, convertidos en diez o doce líneas en un diccionario.

38. Salir de la guardería infantil para ir a la Universidad y regresar a la guardería. Ésta ha sido la formación intelectual durante los últimos cinco siglos o más.

39. La mente del hombre gira tan aprisa … que la fuerza centrífuga elimina todo pensamiento innecesario, origen de una pérdida de tiempo.

40. ¿Cómo se consigue quedar tan vacío? ¿Quién te vacía?

41. La vida es inmediata, el empleo cuenta, el placer domina todo después del trabajo. ¿Por qué aprender algo, excepto apretar botones, enchufar conmutadores, encajar tornillos y tuercas?

42. La vida se convierte en una gran carrera. Todo se hace aprisa, de cualquier modo.

43. Vaciar los teatros excepto para que actúen payasos, e instalar en las habitaciones paredes de vidrio de bonitos colores que suben y bajan, como confeti, sangre, jerez o sauterne.

44. Cuanto mayor es el mercado, menos hay que hacer frente a la controversia.

45. El mundo padece hambre, pero nosotros estamos bien alimentados.

46. Los libros, según dijeron los críticos esnobs, eran como agua sucia.

47. La tecnología, la explotación de las masas y la presión de las minorías produjo el fenómeno.

48. Él yacía lejos de ella, al otro lado del dormitorio, en una isla invernal separada por un mar vacío.

49. Autopistas llenas de multitudes que van a algún sitio, a algún sitio, a algún sitio, a ningún sitio.

50. Siempre se teme lo desconocido.

51. ¿Quién sabe cuál podría ser el objetivo del hombre que leyese mucho?

52. [los libros] Muestran los poros del rostro de la vida.

53. Diez minutos después de la muerte, un hombre es una nube de polvo negro.

54. La herencia y el medio ambiente hogareño puede deshacer mucho de lo que se inculca en el colegio.

55. Ella no quería saber cómo se hacía algo, sino por qué.

56. Quemémoslo todo, absolutamente todo. El fuego es brillante y limpio.

56. Si no quieres que un hombre se sienta políticamente desgraciado, no le enseñes dos aspectos de una misma cuestión, para preocuparle; enséñale sólo uno o, mejor aún, no le des ninguno.

57. A través de la lente encontraría vida, huellas del pasado en infinita profusión.

58. Y los libros no dicen nada. Nada que pueda enseñarse o creerse. Hablan de gente que existe, de entes imaginarios, si se trata de novelas.

59. Éste era el aspecto malo de la vida social. La gente hablaba demasiado. Y tenía tiempo para pensar.

60. Un libro es un arma cargada en la casa de al lado. Quémalo.

61. Es divertido salir al campo. Se aplastan conejos. A veces, perros.

62. Lo importante es la felicidad. La diversión lo es todo. Y sin embargo, sigo aquí sentado, diciéndome que no soy feliz, que no soy feliz.

63. Piensa en nuestra inversión. ¿Por qué he de leer yo? ¿Para qué?

64. Los buenos escultores tocan la vida a menudo. Los mediocres sólo pasan apresuradamente la mano por encima de ella. Los malos violan y la dejan por inútil.

65. No hablo de cosas. Hablo del significado de las cosas. Me siento aquí y sé que estoy vivo.

66. Tenemos todo lo necesario para ser felices, pero no lo somos.

67. No son libros lo que usted necesita, sino alguna de las cosas que en un tiempo estuvieron en los libros.

68. Cuando no se tiene nada que perder, pueden correrse todos los riesgos.

69. Lo que usted anda buscando, está en el mundo, pero el único medio para que una persona corriente vea el noventa y nueve por ciento de ello está en un libro.

70. Los libros están para recordarnos lo tontos y estúpidos que somos.

71. Realice su propia labor salvadora, y si se ahoga, muera, por lo menos, sabiendo que se dirigía hacia la playa.

72. El público ha dejado de leer por propia iniciativa.

73. Pero incluso cuando teníamos los libros en la mano, mucho tiempo atrás, no utilizamos lo que sacábamos de ellos.

74. En el silencio, nuestro susurro pudiera ser oído.

75. Me importa tanto que estoy enfermo.

76. Los que no construyen deben destruir.

77. Soy la reina abeja, bien segura en la colmena. Usted será el zángano, la oreja viajera.

78. Todos hacemos lo que debemos hacer.

79. Ellos no saben que esto no es más que un gigantesco y deslumbrante meteoro que deja una hermosa estela en el espacio, pero que algún día tendrá que producir impacto.

80. ¡Qué traidores pueden ser los libros! Te figuras que te ayudan, y se vuelven contra ti.

81. Si esconde usted su ignorancia, nadie le atacará y nunca llegará a aprender.

82. No tema. De los errores, se puede sacar provecho.

83. A buen fin, no hay mal principio.

84. Su verdadera belleza es que destruye responsabilidad y consecuencias.

85. Si no había solución… Bueno, en tal caso, tampoco quedaría problema.

86. Los libros saltaron y bailaron como pájaros asados con sus alas en llamas con plumas rojas y amarillas.

87. Dale unos cuantos versos a un hombre y se creerá que es el Señor de la Creación.

88. ¿Cuántas veces puede hundirse un hombre y seguir vivo?

89. El mundo estaba lleno de llamas de todos los tipos y tamaños.

90. No te enfrentes con un problema, quémalo.

91. Allí había más de lo necesario para llenarle. Siempre habría más que suficiente.

92. Todos tenemos memorias fotográficas, pero, pasamos la vida entera aprendiendo a olvidar cosas que en realidad están dentro.

93. Mejor es guardarlo todo en la cabeza, donde nadie pueda verlo ni sospechar su existencia.

94. Constituimos una extravagante minoría que clama en el desierto.

95. Vagabundos por el exterior, bibliotecas por el interior.

96. No debemos sentirnos superiores a nadie en el mundo. Sólo somos sobrecubiertas para libros, sin valor intrínseco.

97. Pero esto es lo maravilloso del hombre: nunca se desalienta o disgusta lo suficiente para abandonar algo que debe hacer, porque sabe que es importante y que merece la pena serlo.

98. La diferencia entre el hombre que se limita a cortar el césped y un auténtico jardinero está en el tacto. El cortador de césped igual podría no haber estado allí, el jardinero estará allí para siempre.

99. Cuando en la oscuridad olvidamos lo cerca que estamos del vacío algún día se presentará y se apoderará de nosotros, porque habremos olvidado lo terrible y real que puede ser.

100. No juzgue un libro por su sobrecubierta.

Si te interesa leer frases de otros libros, puedes revisar esta entrada de Un Mundo Feliz o esta otra de Ensayo sobre la Ceguera. En un tono menos serios, podrías echar un vistazo a estas frases de Alicia en el País de las Maravillas o estas otras del Dr. Seuss.

Se me olvidaba decirte, que previamente hicimos una reseña de esta novela. Y bien, ¿que te ha parecido nuestra entrada de 100 frases de Fahrenheit 451? ¿Ya has leído la novela? ¿Que te ha parecido? Déjanos un comentario al respecto.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: