33 frases de Huckleberry Finn
Frases,  Libros Recomendados

33 Frases de Las Aventuras de Huckleberry Finn

Hace poco me dí a la tarea de leer uno de los libros más reconocidos de Samuel Langhorne Clemens (1835-1910), mejor conocido como Mark Twain, titulado Las Aventuras de Huckleberry Finn. En esta obra se narran las aventuras de un niño huérfano y un esclavo fugitivo, y cuyo resumen puedes leer aquí. En esta ocasión, te dejo 33 Frases de Las Aventuras de Huckleberry Finn.

También vale la pena comentarte que el día de hoy, si mis cuentas me salen bien, se cumplen 184 años del natalicio de Clemens; por ello, te habrás dado cuenta que esta es la tercera entrada de este autor. En los próximos meses publicaremos una más sobre sus frases asociadas a la vida, al amor y a la muerte.

En que estábamos, … ha ya recuerdo. Esta es una maravillosa obra que invita a la reflexión, sobre todo por las divertidas aventuras que pasan los dos personajes principales. Ahora bien, Mark Twain fue un prolífico escritor y vivió en una época un tanto complicada, donde el racismo y el esclavismo se veía como algo normal en la sociedad estadounidense de entonces.

Teniendo en cuenta lo anterior, te cuento que al mismo tiempo que leía anotaba en mi libreta frases interesantes. Así que en esta entrada, te dejo 33 Frases de Las Aventuras de Huckleberry Finn.

1. ¿Te das cuenta como son algunas personas? Son contrarias a una cosa sin saber nada de ellas.

2. Luego me contó eso del sitio al que van los que son malos, y yo dije que me gustaría estar allí en estos momentos.

3. Después me acosté: es la mejor manera de pasar el tiempo cuando estás solo y te sientes triste.

4. Me llamarás puerco abolicionista y me despreciaran por hacerlo, pero me da lo mismo; no voy a decírselo a nadie, y además, no pienso volver allí.

5. Dijo que si un hombre tenía una colmena y se moría, había que decírselo a las abejas antes de que saliera el sol al día siguiente, porque si no se pondrían pachuchas, dejarían de trabajar y se morirían también.

6. La lluvia lo azotaba todo, tan espesa que los árboles que estaban más cerca se veían borrosos y como si estuvieran llenos de telarañas.

7. Los pollos, hijo mio, saben cuando va a llover, y los pájaros también.

8. …enseguida lo dejé atrás y me adelante en la niebla blanca y espesa, y a partir de ese momento hasta un muerto se habría orientado mejor que yo.

9. ¿Yo soy yo o quién soy? ¿Estoy aquí, o donde estoy? Eso es lo que quiero saber.

10. Eso que hay allí es basura, y basura es también la suciedad que la gente pone en la cabeza de sus amigos para avergonzarlos.

11. Cuando uno no empieza bien de pequeñito, ya no hay remedio, porque cuando lo necesita no tiene en que apoyarse ni nada que le haga continuar y, claro, acaba derrotado.

12. ¿De que te vale aprender a obrar bien, con lo difícil que es y lo fácil que resulta portarse mal, si en los dos casos la recompensa es la misma?

13. Si te fijas bien, la mayoría de la gente solo va a la iglesia cuando tiene la obligación de ir; pero en el caso de los cerdos es otra cosa.

14. Y heme aquí, desamparado, privado de mis derechos, perseguido por los hombres, despreciado por el cruel mundo, andrajoso, envejecido, con el corazón destrozado…

15. Es mi destino ser aplastado por el fango por la bota de hierro de la opresión, la desgracia ha quebrado mi espíritu en otro tiempo arrogante y altivo. Renuncio, me someto… Es mi destino. Estoy solo en el mundo. dejadme sufrir, ya que puedo soportarlo.

16. … soltó una sonrisa, pero no fue una sonrisa de esas agradables, sino de esas otras que hacen como si te sientas que acabaras de comer un trozo de pan con tierra.

17. Pues yo les digo que un hombre no tiene nada que temer en mano de diez mil como vosotros… siempre y cuando haya luz y no os de la espalda.

18. Así que sé muy bien como es el hombre corriente en todas partes: un cobarde. En el norte se deja pisotear por cualquiera, y luego se va a casa a rezar y a pedir humildad de espíritu para soportarlo.

19. Vuestros periódicos os llaman valientes tantas veces que habéis terminado por creer que lo sois más que nadie, cuando lo cierto es que tenéis el mismo valor que todos, ni una chispa más.

20. Pero vosotros no habéis traído un hombre así [al frente]; ese es su error, y el otro, no haber venido de noche y con las mascaras puestas.

21. En realidad no queríais venir. Al hombre corriente no le gustan las dificultades ni el peligro; es el caso vuestro.

22. No hay nada mas lamentable que una masa de gente; un ejercito no es mas que eso: una masa y sus hombres no luchan con su propio valor, sino con el que les presta la masa y sus oficiales. Pero una masa de gente sin un hombre al frente, se merece un calificativo aun peor.

23. Si te pones a pensarlo bien, son una panda de bribones. Pero yo creo que la causa es su mala educación. Pero están a nuestro cargo y debemos de tener en cuenta lo que son y ser un poco tolerantes con ellos.

24. Eso de la música está muy bien; después de tanta mantequilla espiritual y tanta bazofia, no he oído una música que refrescara más mi sombra tanto a limpio y sincero.

25. Una cosa tan pequeña como esta no cuesta nada; creo que son esos detalles los que hacen que la gente respete y quiera a una persona.

26. No sería más que una pequeña mentira que no haría daño a nadie. Son esas cosas sin importancia las que hacen más agradable el camino a la gente.

27. Siempre pasa lo mismo: uno hace una cosa que está mal, y luego no quiere aceptar las consecuencias. Piensa que, mientras se pueda ocultar, no tiene importancia.

28. Entonces descubrí que no se puede rezar y mentir al mismo tiempo.

29. Bueno, ¡pues iré al infierno!, y rompí el papel, dije que volvería a ser malo, y que era lo único que se me daba bien, porqué me habrían criado para eso y no para ser bueno.

30. …cuando sopla un poco de brisa y agita las hojas, te sientes triste, porque piensas que son espíritus que susurran, espíritus muertos hace muchísimos años y siempre tienes la impresión de que hablan de ti.

31. Los seres humanos pueden llegar a ser terriblemente crueles los unos con los otros.

32. …da lo mismo que actúe bien o mal, porque la conciencia no tiene ni pizca de sentido común y siempre le está dando a uno lata. Si yo tuviera un perro callejero cuya inteligencia no superará la conciencia de una persona, lo envenenaría. En el hombre, la conciencia ocupa más sitio que todas las tripas juntas, y encima no sirve para nada.

33. Maggiore fretta, minore atto (cuanto más de prisa, más despacio).

Se que el libro está lleno de frases que te invitan a la reflexión, con las que se pueden escribir varias entradas del blog. De manera personal, estos son las que me llamaron la atención.

Y bien, ¿qué te han parecido estas 33 Frases de Las Aventuras de Huckleberry Finn? ¿lo has leído? ¿conoces alguna frase que pasamos por alto y que valdría la pena incorporar en esta lista? Déjanos un comentario al respecto?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: