Colage de 4 fotos de personas leyendo
Hábitos de Lectura

5 estrategias para leer más

A estas alturas, nos queda clara la importancia de la lectura. Hay que decir que no solo se trata de una actividad mediante la cual buscamos informarnos de cosas que pasan en nuestro entorno o en el mundo; sino también, de algo que hacemos para imaginar y distraernos, o simplemente para pasar el tiempo. Leer es una actividad vital por muchas razones, por eso, aquí te dejamos 5 estrategias para leer más.

Recuerda que una parte importante del hábito de la lectura, está asociado al aprendizaje que obtenemos. Este conocimiento adquirido, si es puesto en práctica, tiene un efecto positivo en nuestro desarrollo personal y profesional.

Teniendo en cuenta esto que acabo de comentar, es triste saber que de acuerdo a datos recientes (UNESCO, 2017), 1 de cada 3 niños y adolescentes latinoamericanos, tiene problemas de comprensión lectora. Esto es malo, porque representa algo así como una especie de discapacidad o de incapacidad. Si no alcanzamos a comprender lo que leemos, probablemente no podremos insertarnos en la sociedad, votar de manera informada, o conocer nuestros derechos y obligaciones como ciudadanos.

Infografía de los países que más leen en la entrada de blog, Algunas estrategias para leer más del sitio vivirleyendo.com

En aspectos laborales, el poder leer un anuncio de empleo y entender las competencias necesarias para el puesto, por ejemplo, es algo básico para cualquier joven que está comenzando su vida laboral o que quiera seguir formándose.

A pesar de lo anterior, en América se lee muy poco. El país americano que más lee, es Venezuela con 6:24 horas a la semana; esto representaría apenas el 58% del tiempo promedio que lee una persona en India. En el caso de México, solo se lee una promedio de 5:30 horas a la semana, poco menos del 50% del caso de India.

La lectura, como ya lo comentamos, es una actividad con importantes beneficios para las personas, tanto directa como indirectamente. De igual manera, ese aprendizaje obtenido de los libros puede ser transferido a otras personas. Teniendo en cuenta esto, aquí te presentamos 5 estrategias para leer más.

1. Fija un horario para leer

Mano con pluma señalando un calendario

En un mundo tan cambiante y lleno de distracciones, como el actual, es fácil perder el rumbo acerca de lo que necesitamos hacer. No puedes dejar la lectura para cuando tengas tiempo, porqué créeme, nunca tendrás tiempo -me ha pasado-.

No importa si lees por las mañanas, en las tardes o antes de irte a dormir. Lo importante es que establezcas un espacio de tiempo personal para tomar un libro. La lectura es un hábito, y como tal hay que fijarlo en nuestro cerebro para que posteriormente, se realice en piloto automático.

Ahora bien, podrías plantearte varios horarios. Yo en lo personal leo a primera hora de la mañana durante media hora (gracias a las recomendaciones del libro Mañanas Milagrosas de Hal Elrod), y antes de dormir, durante otros 20 minutos. Ello me ha permitido al día de hoy, estar leyendo en promedio un libro a la semana. Lo mejor de leer muy temprano por la mañana, es que no te parecerá una carga y podrás concentrarte, antes de que tu casa se convierta en un caos.

Te recomiendo que leas el libro titulado El Poder de los Hábitos de de Charles Duhigg, que te servirá de apoyo para formar el hábito de la lectura; de igual forma, podrías revisar el libro La Ligera Ventaja de Jeff Olsen, en el cual te pide que leas tan solo 10 páginas al día; argumenta que si lo haces durante todo un año, ello equivaldría a leer 10 libros de 360 páginas. Importante, es mejor leer poco de manera continua, que tratar de leer mucho durante un solo día a la semana.

2. Lleva tu libro a todas partes.

Mujeres haciendo fila sentadas afuera de un cine, mientras leen el libro 50 Sombras de Grey. Esta es una de las 5 estrategias para leer más
Mujeres haciendo fila en el cine mientras leen el libro 50 Sombras de Grey, para ver la película del mismo nombre

Una de nuestras principales excusas para no leer, generalmente es la falta de tiempo. En el mundo actual, donde nos movemos de forma rápida y permanente, tenemos que estar en muchos lugares durante el día, y ocurre que también perdemos demasiado tiempo. Aunque esto no sea por nuestra culpa.

Así por ejemplo, comúnmente nos encontramos haciendo fila, en salas de espera o simplemente viajando de un lugar a otro. Ese tiempo muerto, debes aprovecharlo para cumplir con tu meta de leer más y obtener un mayor conocimiento. Hacemos fila en el banco/cine, esperamos en la cita médica -incluso si acompañamos a alguien- y nos desplazamos hacia nuestros lugares de trabajo; el tiempo perdido en esas acciones, bien podría ser aprovechado para leer. Por ello, lleva tu libro a todas partes!

Imagen de personas leyendo libros en el metro de Berlín, aplicando una de las 5 estrategias para leer más
Personas leyendo en el Metro de Berlín

A lo anterior habría que agregar que en buena parte de las grandes ciudades, las personas emplean entre 45 minutos a 1 hora para llegar a su trabajo. Si viajas en el transporte público, bien puedes leer ese libro que traes contigo. Si por el contrario, te movilizas en tu auto -o bicicleta- al trabajo, eso no es ningún pretexto, bien podrías escuchar un audio libro.

Lleva tu libro a todas partes; trae siempre un libro en tu auto, y no seas como yo, que solo se acuerda de ellos, una vez que está en la fila y te estés lamentando.

3. No te sientas mal si no terminas un libro

Si no te gusta un libro, hay que dejarlo. Esto no saboteará tu compromiso de leer más, sino simplemente quiere decir que el libro no ha sido de tu agrado. En ocasiones tomamos un libro por qué está de moda o nos lo recomendó algún familiar/amigo/jefe/profesor, sin embargo eso no quiere decir que nos tenga que gustar. No hay nada de malo en dejar de leer un libro, si este no nos entusiasma!

Si es un buen libro, este te atrapará desde las primeras páginas, y no lo dejarás hasta terminarlo. Incluso puedes sentirte hasta desesperado por reiniciar la lectura cada vez que puedas. Pero de igual forma, hay algunos libros con los cuales simplemente no hacemos click. En ese caso, está bien dejarlo y no debes castigarte tratando de terminarlo para cumplir con una meta. Recuerda, la lectura debe de ser un actividad para disfrutarse.

4. ¿Cuál es tu necesidad?

Pila de libros con la frase encima de leer me hace más inteligente

Si no te gusta leer, o has dejado de leer, pero necesitas saber -o aprender– de algo, no te queda otra opción que buscar la información por varios medios, y uno de ellos, son los libros. ¿Has estado en un curso de capacitación reciente donde te entregaron un pequeño manual con información útil? Seguro que te habrás dado cuenta de que esa información, provenía de obras más amplias.

En lo personal, puedo buscar -y encontrar- la información que necesito ya digerida; sin embargo, me gusta leer el contexto de la obra de donde se obtuvo esa información. Con esto quiero decir, que un libro de 250 páginas no se puede resumir en 10 hojas, sin pérdida de información valiosa. Por ello, me obligo a leer la obra completa.

¿No te sientes bien física y emocionalmente? Allí están los libros de autoayuda y de aquellas personas que se han sobrepuesto enfermedades. ¿Quieres desarrollarte profesionalmente? Aquí por ejemplo, hay algunos para ser más productivo. ¿Necesitas acercarte a tus hijos? He aquí una lista de libros infantiles para leer con tus hijos. ¿Sientes algo por alguien y no sabes qué decir? Dedícale una de estas frases de amor.

5. Crea una biblioteca personal

Estante lleno de libros apilados, que te permitirán aplicar las 5 estrategias para leer más

Con el pasar de los años, he acumulado una buena cantidad de libros; ya sea que me los regalaron, los encontré extraviados -en un aeropuerto, por ejemplo-, o los compré porqué los necesitaba para mis estudios.

Visualmente al entrar a mi casa, existe un espacio donde está ese material acumulado, que me obliga a posar la vista en ese libro que leí antes y que debería volver a leer; o esos libros nuevos, que aún no he abierto.

Personalmente, creo que al contar con libros en casa es una forma de obligarnos a leer, sobre todo cuando alguien nos visita y no pregunta acerca de si todos esos libros hemos leído.

Mapa mundial con categorías de colores por países acerca de donde leen más horas a la semana sus habitantes
Lectores alrededor del mundo. ¿Dónde leen más horas a la semana las personas?

Y bien, ¿Que te han parecido estas 5 estrategias para leer más? ¿tienes alguna estrategia que hayas utilizado para no dejar de leer o para empezar a leer, que no sea alguna de estas? Déjanos un comentario.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: