Libros Recomendados

Lo mejor de El Millonario de al Lado

Este es un libro publicado hace ya algunos años (1996), y cuya información tiene bastante aplicación, incluso en la realidad actual. Es una obra conformada por 8 capítulos, donde se hace una descripción detallada de lo que significa ser millonario en los Estados Unidos. Y no solo eso, sino también explica las acciones que estos personajes desarrollan y aplican para mantener una riqueza neta promedio de entre 1 y 3 millones de dólares. Aquí te dejamos entonces lo mejor de el millonario de al lado de Richard J. Stanley y William D. Danko.

Déjame decirte de entrada, que este no es un libro sobre los hipermillonarios actuales (Gates, Bezos, deportistas de alto nivel, artistas del medio del espectáculo), sino de personas comunes –como tú y como yo-, que viven en vecindarios donde habita la mayoría y conducen autos comunes –Ford, Chevrolet, Dodge-.

Lo que queda claro en la obra, es que no es lo mismo tener un ingreso elevado y ser rico. De acuerdo a los autores, cuando se trata de riqueza solo existen dos tipos de personas: quienes sub-acumulan riqueza (UAW) y quienes sobre-acumulan riqueza (OAW). La mayoría de nosotros, somos sub acumuladores de riqueza.

Foto de médico

De manera interesante, nos cuentan acerca de que hay personas que tienen un ingreso elevado, pero que también presentan un consumo elevado, de la mano de una baja tasa de acumulación de riqueza. Son personas que viven de cheque a cheque, o como se dice en algunos países latinoamericanos, de quincena a quincena.

De forma sencilla –aunque personalmente, me parece un tanto académica-, detallan información valiosa, que si es aplicada en tus ingresos y la forma en que gastas, bien podrías transformarte en una persona rica en el largo plazo, lo que te daría esa independencia financiera que la mayoría anhelamos.

Debes de entender que una persona nunca se hará rica, si gasta hoy el ingreso de mañana, ni tampoco si mantiene una deuda alta y constante, además de encontrarse inmersa en un círculo de consumo. Recuerda que el hecho de poseer abundantes cosas materiales, no necesariamente es un sinónimo de éxito.

En el mismo sentido, si llevas a cabo inversiones planificadas y empiezas a ahorrar a una edad joven, entonces tienes una mejor probabilidad de acumular riqueza en el futuro. Así que busca un ingreso siendo joven e invierte.

Cuaderno con la leyenda Savings track

Debe de quedarte claro, que el dinero es un recurso que nunca debe ser despilfarrado. Por ello, el contar con una planeación, hacer un presupuesto y ser frugal, son los tres elementos esenciales para generar riqueza, incluso para las personas que tienen niveles de ingreso altos.

Cuando planeas y controlas tu consumo, te encaminas hacia el proceso de acumulación de riqueza. El administrar un hogar sin un presupuesto es similar a operar una empresa sin un plan, sin objetivos y sin una dirección de hacia dónde se quiere llegar.

¿Quieres ser una persona afluente y mantenerte de esa forma? Contesta las siguientes preguntas.

  1. ¿Tu hogar se rige mediante un presupuesto anual?
  2. ¿Sabes cuánto gasta tu familia en alimentación, ropa y la operación del hogar anualmente?
  3. ¿Tienes definido un conjunto diario, semanal, mensual y anual de objetivos claros para toda la vida?
  4. ¿Destinas una parte considerable de tu tiempo para planear tu futuro financiero?

Si la respuesta es no a cualquiera de las preguntas anteriores, entonces no estás acumulando riqueza. Es así de simple!

Por otro lado, si estás en una relación de pareja, no acumularás riqueza si la otra persona no es frugal, es decir, si es un hiperconsumidor. Es muy difícil para una pareja casada acumular riqueza si uno de ellos es un derrochador. El caso de los hijos, viene más adelante.

Mujer joven con bolsas de compras

Puedes decir con exactitud ¿cuánto se gastó en tu hogar (o en tu familia) el año pasado en cada categoría de producto o servicio?… Si no lo sabes, entonces será muy difícil controlar tu gasto. Ahora bien, si no puedes controlar tu gasto, es poco probable que acumules una cantidad considerable de riqueza, incluso si tu ingreso es elevado.

Para ser rico, debes destinar anualmente un 15% de tu ingreso antes de impuestos.

¿Eres una persona cuya motivación y pensamientos están siempre enfocados hacia los símbolos del éxito económico, y constantemente necesitas convencer a los demás de tu éxito?

Si la respuesta es, desafortunadamente, nunca te has convencido a ti mismo. Es decir, crees que necesitas tener muchas cosas materiales para demostrarles a los demás que la vida ha sido buena contigo.

No te dejes dominar por las posesiones, es decir, no trabajes para comprar cosas.

En el mundo actual, se nos ha inculcado un mensaje equivocado: el objetivo de tener un ingreso, es gastarlo. Por ello, cuando te ves en la necesidad de gastar más, la solución siempre ha sido ganar más. Tristemente entonces, compramos más por diversión que por necesidad.

Foto de yate, flanqueado por dos jet skies

No olvides que los pequeños gastos se transforman en grandes gastos a lo largo del tiempo. De la misma forma, pequeñas cantidades invertidas periódicamente se transforman en grandes inversiones a lo largo del tiempo. Este consejo tiene mucho sentido, si has leído La ligera Ventaja de Jeff Olson.

Las personas que generan un ingreso elevado, trabajan para gastar no para alcanzar o convertirse en personas financieramente independientes. Los productos cambian a las personas, es así de simple. Muchos productos de estatus, pueden representar una carga y/o un impedimento, para transformarte en alguien financieramente independiente. La vida ya es bastante pesada, ¿para que agregarle exceso de equipaje?

El éxito en la acumulación de riqueza se basa en vivir por debajo de nuestras posibilidades, es decir, ser frugal. Si tu objetivo es convertirte en una persona financieramente independiente, entonces desarrolla un presupuesto familiar y has una planeación de tu consumo.

¿Por qué vivimos por encima de nuestras posibilidades? es decir, ¿porqué tratamos de aparentar cosas que no son?

  1. Porqué queremos mostrarle al mundo que somos exitosos.
  2. Porque la sociedad nos obliga a consumir por placer y no por necesidad y
  3. Porque nuestros padres no nos enseñaron a ser frugales.

Asimismo, los niños que se desarrollan en un ambiente hogareño basado en un elevado consumo, pocas restricciones económicas, escasa planeación, sin disciplina y la complacencia del deseo asociado a cualquier producto, tendrán muy pocas probabilidades de ser ricos en su vida adulta. Es necesario que enseñemos a nuestros hijos el valor crítico de ser frugal.

¿Qué podemos dar a nuestros hijos entonces para incrementar la posibilidad de que sean individuos económicamente productivos?

Educación. Esta crea un ambiente donde se honra el pensamiento independiente, se celebren los logros individuales y se recompensa el valor de la responsabilidad y las acciones de liderazgo.

Grupo de graduados lanzando su birrete al aire

En ese sentido, debes enseñarle a los tuyos a vivir bajo sus propios medios. Cuando tienes (o tengas) hijos, no cometas el error de fortalecer al niño fuerte y debilitar al débil.

Esto quiere decir, que comúnmente si uno de nuestros hijos es responsable e independiente, no le prestamos atención, y esto, es una manera de fortalecerlo porqué tendrá que seguir buscando por su cuenta. En caso de que tengamos un hijo con falta de responsabilidad e independencia, generalmente le damos nuestro apoyo –tiempo y esfuerzo-, y no vemos que ello podría estar mermando su capacidad de buscar por su cuenta, lo que lo convertiría en una persona más dependiente.

Finalmente, ¿por qué no eres rico? Quizás se deba a que no estás buscando las oportunidades que existen en el mercado. Busca y encuentra tu nicho.

No olvides que se necesita talento y disciplina para generar ingresos y, en última instancia, riqueza. Disminuye tu riesgo, es decir, no tengas una única fuente de ingresos.

De la misma forma, no olvides que una persona exitosa es aquella que cuenta con un empleo que le gusta y que no puede esperar el despertarse por las mañanas para ir a la oficina.

Pero entonces, ¿cómo puedes pasar de ser una persona que no tiene riqueza a una persona rica? Sigue los siguientes pasos:

  1. Tienes que desear cambiar de verdad.
  2. Busca ayuda profesional.
  3. Ahorra el 15% de tu ingreso anual antes de impuestos.
  4. Invierte en activos que te generen riqueza, pero que te hagan pagar una baja tasa de impuesto.
  5. Gasta solo por necesidad y no por darle gusto a los demás.
  6. Desarrolla una planeación semanal, mensual y anual de la administración del hogar.
  7. Construye un presupuesto.
Foto de dinero creciente

Y bien, ¿qué te ha parecido nuestra entrada de lo mejor del libro el millonario de al lado? ¿Estás de acuerdo en sus estrategias? ¿Qué puedes retomar para aplicar en tu vida que te permita alcanzar esa libertad financiera? o Si ya estás aplicando una estrategia, déjanos un comentario al respecto.

2 Comments

  • Miriam

    Hola! Había oído hablar de este libro y ciertamente, está en mi lista de libros por leer/escuchar. Las enseñanzas (por suerte) no me son nuevas, pero siempre está bien verlas desde otra perspectiva. Llevo un libro de contabilidad y presupuesto para mi hogar y además llevo un tiempo invertida en bolsa. Por lo tanto, quiero pensar que voy bien encaminada hacia la libertad financiera.😁
    Gracias por compartir! Un abrazo, Miriam de Finanzas Femeninas 🌺

    • Nomarsiul

      Hola, muchas gracias por el comentario. Yo igual estoy en proceso de hacer el registro de todos mis gastos. Es increíble las cosas innecesarias en las que gastamos. Una vez que haya registrado como mínimo tres meses, el paso siguiente es el hacer el presupuesto anual, mensual y semanal. Ya te cuento como me va más adelante.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: