Reseña de El Señor de Las Moscas
Libros Recomendados,  Reseñas

Reseña de El Señor de Las Moscas

Si dejas a un grupo de niños de entre 6 y 15 años, en una isla desierta en un océano desconocido, ¿qué es lo peor que podría pasar? Para saberlo, en esta entrada te dejamos la Reseña de el Señor de las Moscas.

Bueno, eso es básicamente la trama de la novela de William Golding, escritor británico ganador del Premio Nobel de Literatura en 1983.

—Te van a hacer daño.

—Ya me han hecho todo lo que podían hacerme.

Reseña de El Señor de las moscas
Argumento e historia.

Un grupo de niños y jóvenes, por alguna extraña razón (¿una guerra?) se encuentran varados en una isla tropical en el medio de un océano desconocido. Aparentemente, enviados a un sitio seguro, un accidente de su medio de transporte, termina depositándolos en este lugar.

En un primer momento, Ralph se encuentra con Piggy,  un niño gordito, y mientras deambulan por la playa, hayan una gran caracola que será a partir de allí, una especie de cetro de poder y al mismo tiempo, el elemento que reunirá a los demás «náufragos».

Al soplar el artefacto, acuden varios de los sobrevivientes y con ellos viene Jack, el personaje antagónico de Ralph. Una vez juntos, aparece la necesidad de tener un líder. Para ello, llevan a cabo una votación y Ralph es el elegido, lo que no gusta a Jack, quien es el jefe de los cazadores.

Inicialmente, la relación entre Jack y Ralph es amigable. Sin embargo, se empieza a crear una especie de lucha que se convertirá en una situación de vida o muerte.

No sé porque este primer encuentro entre estos dos chicos, me recuerda la situación de un presidente elegido democráticamente y el papel del ejército. Un ente que nunca deja de ser un poder latente y que en cuanto lo desee puede deshacerse de los procesos democráticos.

Reseña El Señor de las Moscas

Ralph, un poco más sensato, determina que lo primero que se tiene que hacer es verificar si son los únicos  individuos que se encuentran en la isla, y se abocan a ello. En un segundo momento, definen dos prioridades, a partir de las cual se crean dos grupos: quienes construirán los refugios y quienes serán los cazadores.

Esta aparente dicotomía, refleja de la misma forma, hasta donde puede llegar el deseo de servir genuinamente a los demás y beneficiarse en el proceso y el aparente deseo de servirme a mí mismo, a través de aparentar ayudar a los demás.

Las reglas aprendidas en el mundo adulto, muy pronto se empiezan a perder en la isla. Debido a que cada quien se entrega a los placeres, y de la misma forma, no se puede exigir mucho a niños pequeños quienes aún no visualizan la severidad de la situación en la que se encuentran. 

De los dos personajes principales, Ralph y Jack, hay que reconocer sus habilidades y  capacidades. En el caso del primero, su necesidad de protección a los más pequeños y la forma en que se dirige a los demás para la realización de sus tareas, cómo lo es la de contar con una fogata que alerte al mundo exterior de su presencia.

Reseña El señor de las moscas

En el caso de Jack, destaca su tenacidad para la caza, la planeación, y posteriormente, la obediencia a través de la violencia. Sabe que para ser un buen cazador, es necesario dejar de lado la emoción de «tristeza» que causa matar a otro ser vivo.

Cómo es de suponerse, los dos grupos con liderazgos opuestos, terminan enfrentados en una batalla donde la violencia, el miedo, el terror él hambre/sed de ser el líder de todos, se enfrenta a la razón, al diálogo, y al hecho de saber que el líder solo busca poner en práctica las acciones que benefician a la mayoría.

El evento que echa por la borda el inestable equilibrio entre los grupos, es cuando un par de cazadores, abandonan la fogata que termina apagándose, mientras Ralph divisa un barco en el horizonte. Esta falta no es vista por Jack como algo grave, dado que lleva al campamento un cerdo salvaje recien cazado. En su visión, una cosa compensa a la otra.

Playa en isla desierta

Sin embargo, para Ralph, esa quizás podría haber sido su única posibilidad para ser rescatados. A partir de ese momento, se da un rompimiento entre los grupos que no podrá solventarse. Esa pérdida de confianza entre los personajes principales, terminará en un enfrentamiento físico que conllevará a la muerte de algunos niños.

Ante el silencio de su voz física, la voz íntima de la razón y otras voces se hicieron escuchar.

En determinado momento de la obra, el grupo de Jack ataca a los pocos miembros del grupo de Ralph, y roban algo valioso de Piggy. En su afán de recuperarlas, Ralph y su pequeño grupo se dirigen al campamento del grupo rival, lo que da origen a una batalla con terribles consecuencias.

A partir de allí, Ralph será perseguido por Jack y su grupo. Ante esta cuestión amenaza, no le quedará otra opción más que defenderse a pesar de que ello implique matar a algunos miembros del grupo perseguidor.

Ante el inminente peligro, Ralph termina acorralado en la playa, donde milagrosamente es rescatado por un oficial mercante, quien les reclama la perdida de la apariencia inglesa.

Análisis.

La novela pone en evidencia como al desaparecer la figura de autoridad, terminará generando un caos en los individuos. Evidentemente, cada uno dará un valor diferente a necesidades especificas, lo que a su vez implicará una confrontación respecto a lo que es bueno para la mayoría.

Ralph siendo perseguido

De la misma forma, deja en claro que en situaciones de caos, se presenta la oportunidad de tomar el poder por parte de ciertos grupos para su propio beneficio.

Tienes que darte cuenta que el miedo no puede hacerte más daño que un sueño.

Habría que agregar que la novela plantea, esa dicotomía entre orden y salvajismo. Entre liderazgos elegidos por la mayoría o aquellos implantados por medio de la violencia, el miedo y el terror.

El autor bien podría haber usado en su novela personajes adultos; sin embargo, considero que la idea de que sean niños los protagonistas agrega un toque más dramático a la obra.

En suma, una obra sobre el bien y el mal. Nadie está exento de despertar en uno de los dos extremos. De nosotros depende, cual de los dos lobos alimentamos.

Antes de terminar, de igual forma te recomendamos nuestra entrada de 1984 de George Orwell, o La Carretera de Cormac McCarthy. De la misma forma, no te debes perder Las Uvas de la Ira de John Steinbeck y Un Mundo Feliz de Aldous Huxley.

Y bien, ¿que te ha parecido nuestra reseña de el Señor de las Moscas de William Golding? ¿ya has leído la novela? Cuéntanos en los comentarios que te ha parecido y que se nos ha pasado de largo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: